domingo, 19 de septiembre de 2010

VOLANDO A LA ETERNIDAD: CHRISTINA ROSENVINGE EN AREQUIPA



Verla fue retroceder en el tiempo. Su frágil figura, su cabello alborotado volando al viento y sus manos dándole suavemente a la guitarra en un compás etéreo, constante, cautivador. Fue un vuelo a la eternidad, un susurro acústico llevado a la máxima expresión con tan sólo unas cuerdas, un teclado y el instrumento que acaparó toda la atención: su voz.

Es sábado 18 de setiembre, son las 10:45 de la noche y Christina Rosenvinge enfundada de negro sube al escenario cual quinceañera rebelde, cual musa fatal capaz de provocar los más perversos deseos, pero también los más enternecedores sentimientos. Así es ella y lo sabe muy bien, por eso juega con el público, cómplice nocturno de un encuentro que demoró en llegar.

El escenario fue el Polideportivo de la Universidad Católica Santa María donde Christina hizo gala de los temas de su última producción “Tu labio superior” (2008), pero también los clásicos cuando se hacía llamar “Christina y los subterráneos”, canciones que se quedaron grabadas en la memoria colectiva de todos sus seguidores.






2 comentarios: